Somos, realmente, UNO.

El tiempo sigue pasando y seguimos confortablemente entumecidos[1]. ¿Es una elección propia? ¿Consciente? ¿O realmente no nos damos cuenta? Casi todo, o lo más importante, nos pasa de costado y no lo estamos viendo.

Read More